oído

A punta de oído

Muchos de los mecánicos de antaño pedían a sus clientes que prendieran el auto en el taller y se quedaran callados. En esos momentos de silencio, ´paraban oreja´ y en apenas segundos entregaban su diagnóstico. «Eso es la chumacera», «está dañado el cigueñal», «hay una bujía averiada». Muchas veces acertaban; en otras no, e incluso algunos más vivos se inventaban daños dificilísimos de reparar que le costaban sus buenos pesos a los incautos clientes.

Han pasado los años y la tecnología ha avanzado kilómetros en cuanto al diagnóstico. En la actualidad, hay máquinas que evalúan el estado mecánico de un vehículo. Sin embargo, hay marcas que van un poquito más allá gracias a la inteligencia artificial.

El departamento de Posventa de Škoda Auto y Škoda Auto DigiLab están probando una nueva app para smartphones llamada “Sound Analyser”. La app utiliza inteligencia artificial (IA) y ayuda a identificar de forma rápida y precisa la necesidad de pasar por el taller. El programa registra los ruidos hechos por el vehículo cuando está en marcha, y los compara con los patrones de sonido que tiene almacenados. En caso de producirse discrepancias, la app usa un algoritmo para determinar su naturaleza y cómo pueden solucionarse. De esta forma, “Sound Analyser” ayuda a mejorar la eficiencia del mantenimiento del vehículo, reducir el tiempo que se pasa en el taller y alcanzar niveles más elevados de satisfacción del cliente.

oído

«Sound Analyser es un excelente ejemplo de las nuevas oportunidades que brinda la digitalización en Škoda, incluso en materia de posventa. Seguiremos utilizando de forma constante las tecnologías de inteligencia artificial para ofrecer un servicio aún más personalizado, mejorando con ello la experiencia del cliente», dijo Stanislav Pekař, director de Posventa de Škoda Auto.

La app «Sound Analyser» utiliza inteligencia artificial para evaluar de forma fiable, clara y rápida el nivel de desgaste de los componentes y notificar a los técnicos la necesidad de hacer mantenimiento. Por este motivo, el programa tiene en cuenta diversos parámetros específicos al vehículo y analiza el perfil de uso del mismo en cuestión. Para ello, Sound Analyser hace que sea especialmente fácil la realización de pruebas de diagnóstico por parte de los técnicos, ya que todo lo que necesitarán es un smartphone o una tablet normal que les permita hacer uso de la app.

oído

Aunque el programa es altamente complejo, su funcionamiento es intuitivo: los sonidos producidos por el vehículo cuando está en marcha pueden registrarse usando un smartphone. Una vez registrados, un algoritmo los compara con los patrones de sonido almacenados y, con base en eso, proporciona una descripción concreta del resultado. El software ya es capaz de reconocer diez patrones – con una precisión del 90% – incluidos componentes como el sistema de dirección, el compresor del aire acondicionado, y los embragues de la transmisión automática (DSG). La app también está configurada para reconocer futuros patrones de sonido.

Los algoritmos de red neural proporcionan las base técnica de «Sound Analyser». La app convierte el archivo de audio en un espectrograma que representa visualmente las señales acústicas. Mediante inteligencia artificial, esta representación se compara con las grabaciones almacenadas para así identificar desviaciones. Con ello, la app categoriza la necesidad potencial de adelantar tareas de mantenimiento o reparaciones basándose en patrones predeterminados.

oído

La app para smartphone ya se ha estado poniendo a prueba en 14 países – incluyendo Alemania, Rusia, Austria y Francia – desde junio de 2019. Un total de 245 concesionarios Škoda han tomado parte en el proyecto piloto. Son esenciales a la hora de proporcionar las grabaciones de audio necesarias para el «proceso de aprendizaje» del software, por lo que contribuyen directamente al desarrollo del programa. En el futuro, la introducción gradual de tecnologías para identificar cualquier desviación acústica respecto a la norma abrirá la puerta a numerosas posibilidades en materia de mantenimiento predictivo basado en sensores. Además, la conexión online del vehículo puede usarse para concertar un cita directamente con el responsable del taller, en caso de ser necesario.

Con la ayuda de la inteligencia artificial, la tecnología puede desarrollar funciones cognitivas de las que, en otras circunstancias, solo son capaces los humanos. Estos programas pueden interactuar con el medioambiente, detectar y evaluar los hechos, o resolver problemas específicos.

oído

AUTOEXTRA
La publicación especializada en la industria nacional y mundial del automóvil y las motos.

Síganos en: