El Porsche Cayenne vuelve al V8

El Porsche Cayenne vuelve al V8

Las bestias más grandes de la gama Porsche Cayenne fueron presentadas este viernes por la marca alemana. Cayenne GTS y Cayenne GTS Coupé es lo más top que se pueda encontrar en una SUV de la compañía de Stuttgart, y ahora mucho más con el cambio de motorización.

En las versiones GTS del Cayenne, en lugar de utilizar el propulsor V6 biturbo de 3.6 litros de su predecesor, regresan al V8 bajó el capó. Este motor biturbo de 4.0 litros consigue 460 caballos de potencia y un torque de 620 Nm. Con el pack Sport Chrono, los dos Cayenne GTS aceleran de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y alcanzan una velocidad máxima de 270 km/h. Completan las características distintivas de estos modelos un chasis más bajo para obtener un rendimiento óptimo, un diseño único y un equipamiento superior al resto de la gama.

El Porsche Cayenne vuelve al V8

Con el Porsche V8 biturbo los nuevos Cayenne GTS y Cayenne GTS Coupé consiguen ahora 20 caballos y 20 Nm más que su antecesor. Así, son 0,6 segundos más rápidos que antes en la aceleración de 0 a 100 km/h. La velocidad máxima también ha aumentado en 8 km/h. Al mismo tiempo, se ha conseguido más eficiencia con el ajuste de la transmisión automática Tiptronic S de ocho marchas, el control adaptativo de cilindros, la inyección directa de gasolina con el inyector en posición central y un diseño inteligente del sistema de gestión térmica. Por eso, los Cayenne más deportivos tienen un consumo combinado de combustible de entre 11,2 y 11,4 l/100 km, según el ciclo NEDC.

El Porsche Cayenne vuelve al V8

El sonido de la máquina debe ser brutal. El sistema lleva las salidas de escape en los extremos de la parte trasera del vehículo, un diseño que produce una melodía deportiva absoluta, según cuentan los ingenieros de la marca. El sistema de escape deportivo con ajustes específicos para las frecuencias altas es de nuevo desarrollo y tiene las salidas ovaladas en la zona central posterior. Este último se ofrece exclusivamente en el Cayenne GTS Coupé y, en un futuro, también en el Cayenne Turbo Coupé.

La puesta a punto del chasis fue un requisito necesario para lograr un comportamiento dinámico lateral sobresaliente. La suspensión con muelles de acero que se incluye como equipamiento estándar rebaja la altura del vehículo en 20 milímetros e incorpora el Porsche Active Suspension Management (PASM), que controla de forma activa la dureza de la amortiguación. También es de serie el Porsche Torque Vectoring Plus (PTV Plus). Como elementos opcionales se pueden instalar la suspensión neumática de tres cámaras (que rebaja la altura en 10 mm adicionales), el eje trasero direccional y el sistema de estabilización activa del balanceo Porsche Dynamic Chassis Control (PDCC).

El Porsche Cayenne vuelve al V8

Por dentro, los Cayenne GTS está ´invadido´ de Alcantara, que recubre el techo, los paneles centrales de los asientos y los reposabrazos de la consola central y de las puertas. Los asientos deportivos de serie, con ocho posibilidades de regulación eléctrica, están reservados para los modelos GTS y ofrecen un apoyo óptimo en curvas, gracias al aumento de la altura de los refuerzos laterales. Y la denominación GTS está en puertas delanteras, umbrales de puerta, cuentarrevoluciones y reposacabezas.

Los nuevos Porsche Cayenne GTS estarán disponibles en Europa desde julio, y muy seguramente llegarán a América Latina antes que finalice el año.

PORSCHE

AUTOEXTRA
La publicación especializada en la industria nacional y mundial del automóvil y las motos.

Síganos en: