Renault puede desaparecer

Renault necesita ayuda urgente. Es la dura conclusión a la que se llega tras las más recientes declaraciones del ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, sobre la situación económica de la emblemática empresa.


«Sí, Renault podría desaparecer si no recibe ayuda muy pronto para hacer frente a las consecuencias de la crisis del coronavirus», dijo Le Maire en entrevista a la emisora Europa 1. Los ingresos del primer trimestre cayeron 19% a 10.100 millones de euros, y las ventas en Europa cayeron 36% a medida que los efectos del bloqueo del coronavirus comenzaron a sentirse. Además, Renault debe presentar los detalles de un plan de reducción de costos para ahorrar 2.200 millones de dólares en los próximos dos años.

Renault


Le Maire también dijo que la planta de Renault en Flins, a las afueras de París, no debe cerrar y que el fabricante de automóviles debe tratar de mantener tantos empleos como sea posible en Francia.

Renault puede desaparecer 1


El ministro agregó que el presidente del Grupo Renault, Jean-Dominique Senard, está trabajando duro en el nuevo plan estratégico, y que Senard tenía el apoyo del gobierno francés. Sin embargo, el gobierno francés aún no ha firmado un préstamo por 5.500 millones de dólares para Renault. Las negociaciones con la marca continúan, pues se discuten opciones como el cierre de la planta de Dieppe, donde se fabrica Alpine, y la reconversión de la histórica planta de Flins.

Renault puede desaparecer 2


Le Maire agregó que el gobierno buscaba compromisos de los fabricantes de automóviles en tres áreas a cambio de ayuda durante la crisis del coronavirus: vehículos eléctricos; el trato justo de los subcontratistas (autopartes), y el impulso a actividades tecnológicas en Francia.

Renault

AUTOEXTRA
La publicación especializada en la industria nacional y mundial del automóvil y las motos.

Síganos en: