Claves para comprar una Van

Claves para comprar una Van 1

Para muchas empresas pequeñas y medianas vinculadas al sector del transporte especial de pasajeros, las Vans son ideales debido a que gran parte de sus clientes son organizaciones corporativas, colegios, hoteles, instituciones de salud o empresas prestadoras de servicios públicos que requieren de sus servicios para el traslado de su personal. Como tal, la Van de pasajeros es una compra fundamental en donde su capacidad y la relación costo-beneficio que ofrece, entre otros factores, son aspectos claves a tener en cuenta a la hora de adquirir este tipo de vehículo.

El mercado tiene innumerables marcas y precios, razón por la cual se debe analizar detenidamente el fabricante y/o distribuidor, su trayectoria en la industria y en el mercado local, así como el respaldo posventa que ofrece y las ciudades en donde está presente, para garantizar un servicio de mantenimiento inmediato, confiable y rápido.


Es el principal factor a tener en cuenta. Verifique no solo el número de sillas y que todas tengan cinturón de seguridad, -requisito que es exigido por ley- sino el espacio de carga que ofrece con cupo lleno. Este último aspecto le ayuda a prestar servicios en empresas donde el personal técnico debe trasladar equipos de trabajo. Revise también la capacidad de carga máxima que puede movilizar la Van, la cual se da en kilogramos de peso y está descrita en la ficha técnica del vehículo.

Claves para comprar una Van 2


Una buena Van permite que el empresario pueda personalizar su interior, para adecuar el espacio y pueda cumplir con las labores diarias. Por ejemplo, si va a prestar sus servicios en instituciones que trabajan con personas con limitaciones físicas o discapacitadas, la Van debe tener ciertas adaptaciones o facilidades que permitan un fácil el ingreso o salida del vehículo. En   síntesis,   asegúrese   que   va   a   comprar   un   vehículo   de   calidad,   capaz   de satisfacer las demandas de sus servicios, y que tenga un buen respaldo posventa.


Una   vez   tenga   su   modelo   elegido,   recuerde   que   debe   cumplir   con   ciertos requisitos legales exigidos por el gobierno, los cuales describimos a continuación.


-Tenga en cuenta que usted como propietario de la Van, debe estar afiliado a una empresa de transporte público de servicio especial, debidamente acreditada ante el Ministerio de Transporte y por la Superintendencia de Puertos y Transporte. Solo   a través de dichas compañías, usted podrá celebrar contratos con sus propios clientes y la misma empresa a la cual se afilie, le podrá asignar clientes que requieran de dichos servicios.

Claves para comprar una Van 3


-Revise también los requisitos legales para poder prestar este servicio, los cuales usted como dueño de la Van debe asumir, como lo es el seguro todo-riesgo, el SOAT y uno de extracontractual, que cubre daños a terceros y/o responsabilidad civil. Marcas como DFSK, con más de 12 años comercializando utilitarios en el país, brinda asesoría completa a sus clientes, para este tipo de exigencias. “Con las Vans de pasajeros de DFSK el empresario transportador puede encontrar una solución integral que se adapte a sus necesidades particulares, además de contar con el respaldo posventa que ofrece PracoDidacol en el país con puntos de venta, servicio y repuestos en Bogotá, Bucaramanga, Cali, Medellín, y Pereira”, comenta Paola Lozano, gerente nacional de DFSK.

Por ejemplo, la K07S van pasajeros de nueve puestos tiene una  motorización eficiente y un espacio para satisfacer las necesidades del cliente en el transporte de pasajeros con equipaje. Es adecuada para empresas de turismo, vigilancia, escolar y transporte de personal. Equipa el motor 1.2 lts que entrega 80 caballos con un torque de 110 Nm a 3.800-4.300 rpm. Su capacidad máxima de carga es de 800 kg. 

Por su parte la C37 tiene la flexibilidad para acomodar cómodamente a nueve pasajeros en un ambiente más ejecutivo, ideal para el transporte de servicio especial, intermunicipal, urbano o particular. Instala un motor de 1.5 litros de 117 caballos con un torque de 146 Nm a 4.500 rpm y su capacidad de carga es de 775 kg. Cabe destacar también que todos estos modelos utilizan cadena de distribución -evitando la correa que requiere cambio del kit cada 60 mil kms o menos-, lo que representa una reducción en los costos de mantenimiento.