Inicio 23

Para un regreso óptimo

Para un regreso óptimo 1

Hemos recopilado una lista de consejos útiles para que los vehículos inmovilizados que han estado en reposo durante un largo período de tiempo regresen en las mejores condiciones de manejo cuando vuelvan a usarse con frecuencia. En las manos de los usuarios está el minimizar los efectos negativos cuando han estado inmovilizados.

-Revisar el estado de las llantas, ya que tienden a perder presión por la inactividad del vehículo. Se recomienda moverlo, aunque sea un poco hacia adelante o hacia atrás, para que el punto de la llanta donde recae todo el peso del automóvil se desplace.

-La batería puede descargarse si no se enciende el motor. Una solución es movilizar el vehículo al menos una vez a la semana hasta que alcance la temperatura normal de funcionamiento, es decir, 90 grados centígrados.

Se recomienda accionar los dispositivos eléctricos como las ventanas, limpiaparabrisas, aire acondicionado y luces, entre otros, cuando el auto esté en funcionamiento.

Si bien los líquidos no suelen dar muchos problemas con el vehículo inmóvil, se recomienda mirar debajo del auto para verificar si hay alguna mancha sospechosa. También se sugiere mantener el tanque de gasolina lo más lleno posible -al menos a la mitad del depósito- para evitar que esta se evapore, se reseque la bomba de la gasolina o aparezcan impurezas.

Para proteger la carrocería y pintura del vehículo se recomienda cubrirlo con una funda -en caso de no contar con estacionamiento techado- o lavarlo frecuentemente, aunque no se esté usando.