Le hicieron show a Tesla en Shanghai

Tesla

Tesla está bajo presión cada vez mayor en China en especial por dos entidades gubernamentales que informaron sobre el actual comportamiento de la compañía y el trato a sus clientes. Y para completar, una protesta pública en pleno Autoshow de Shanghai ha puesto en duda la calidad de sus vehículos.

Tesla

La agencia de noticias estatal china Xinhua publicó un artículo en el cual pedía que la calidad de los vehículos eléctricos de Tesla debe cumplir con las expectativas del mercado para ganarse la confianza de los consumidores. «La compañía con sede en EE.UU debería abordar las dudas de los consumidores sobre la compra de sus automóviles después de que surgieran problemas que van desde el mal funcionamiento de los frenos hasta incendios durante la carga de los vehículos», rezó el artículo.

Tesla

Horas más tarde, la Comisión de Asuntos Políticos y Legales del Comité Central del Partido Comunista de China intervino y publicó un comentario en su cuenta de WeChat que decía que el fabricante de automóviles debería respetar a los consumidores chinos y cumplir con las leyes y regulaciones locales. «Hacer un esfuerzo para encontrar la causa de los problemas y mejorar las funciones es algo que cualquier empresa responsable debería hacer, y Tesla no lo ha hecho», dijo el organismo chino.

Estas críticas parecen provenir de un incidente vergonzoso que Tesla enfrentó ayer lunes en el Salón del Automóvil de Shanghai, uno de los certámenes automovilísticos más importantes del mundo. Una manifestante enojada se subió a uno de sus vehículos de exhibición gritando que los frenos de su auto habían perdido el control. Su protesta fue vista por decenas de espectadores que luego subieron el video a Internet, lo que ayudó a que se volviera viral en redes sociales.

Tesla

La mujer, propietaria de un Tesla en Henan, «es ampliamente conocida por haber protestado repetidamente contra el problema de los frenos de su vehículo», dijo la compañía el lunes, y agregó que trabajará en soluciones pero «nunca se comprometerá con demandas irrazonables». Mientras, ella estará detenida durante cinco días, dijo la policía local.

La indeseable publicidad llega en un momento incómodo para Tesla, que hasta ahora, y desde el inicio de la construcción de su Gigafábrica en Shanghai a principios de 2019, ha disfrutado de una carrera de ensueño en China, recibiendo apoyo importantísimo del gobierno y eludiendo las tensiones entre Washington y Beijing.

El mayor fabricante mundial de vehículos eléctricos ha obtenido ventajas que otras empresas internacionales han luchado por obtener en el principal mercado mundial de vehículos eléctricos, que incluyen exenciones fiscales, préstamos y múltiples permiso.

Tesla

Pero el mes pasado, Tesla debió defender la forma en que maneja los datos en China y sus autos fueron prohibidos en los complejos militares, debido a las preocupaciones sobre la información confidencial recopilada por las cámaras integradas en los vehículos. Después de esa orden, el CEO Elon Musk negó enérgicamente que la compañía alguna vez usara la tecnología de un automóvil para espiar y la unidad de Tesla en Beijing dijo que las cámaras en sus vehículos no se activan fuera de América del Norte.

Tesla ha sido criticada anteriormente por problemas de calidad y seguridad, incluidos incendios de baterías y aceleraciones anormales.

La luna de miel de Tesla en China parece estar llegando a su fin en un momento en que el fabricante de automóviles estadounidense se enfrenta a una competencia cada vez mayor por parte de una gran cantidad de jugadores locales como Nio y Xpeng, que cotizan en los Estados Unidos y también cuentan con el apoyo de los gobiernos municipales.

Su presencia en el Salón del Automóvil de Shanghai de este año fue reveladora, con grandes y relucientes stands eclipsando las exhibiciones de algunos de los fabricantes de automóviles más tradicionales.

Tesla

Sin embargo, a pesar de todo el entusiasmo por estos nuevos participantes, Tesla sigue siendo muy popular en China. Es marzo pasado se fabricaron e importaron 34.714 unidades a China, todo un récord para la compañía, casi el doble de los 18.155 registros en febrero, cuando la semana de vacaciones del Año Nuevo Lunar desaceleró las ventas; y casi triplicó el número del año anterior, cuando la nación estaba en el control de los cierres de coronavirus.

Ahora, falta ver si estos incidentes afectarán las ventas de Tesla en abril.

No olvide visitarnos en

FACEBOOK
INSTAGRAM
TWITTER

MÁS DE ELÉCTRICOS EN AUTOEXTRA