Inicio 23

Renault 5 Turbo renace un salvaje

Renault 5 Turbo renace un salvaje

Renault 5 Turbo renace un salvaje. El mundo ha sido injusto con el Renault 5. Semejante monstruo con forma de compacto fue el auto de los sueños de millones en Colombia y el mundo. En los 80s fue el símbolo de la marca francesa que todos querían tener en el garaje. Por desgracia, su apariencia furiosa concordaba con su manejo, feroz, indomable, salvaje y muy peligroso. Eso fue, quizás, el principal motivo para abandonar su producción.

Renault 5 Turbo renace un salvaje

Por eso, nos alegra muchísimo que el ícono de los rallyes de los 80s haya sido reinventado por una nueva compañía llamada Legend Automobiles, fundada en Los Ángeles (EE.UU) por tres entusiastas franceses. Más que un simple proyecto, el renacimiento empieza donde lo dejó el 5 Turbo 2 al final de una ilustre carrera, por lo que lógicamente se llama Turbo 3.

Renault 5 Turbo renace un salvaje

A primera vista, el Turbo 3 parece un Turbo 2 con pequeños ajustes de diseño, pero un vistazo más de cerca revela que casi todos los detalles exteriores se han modificado hasta cierto punto. En la parte delantera, el hatchback usa faros LED cuadrados y un parachoques rediseñado. Las rejillas de ventilación cinceladas en los pasos de rueda traseros se han modernizado, mientras que la parte trasera recibe un alerón montado en el techo más grande, luces LED puntas de escape cuadradas gemelas, así como un difusor de aire de dos piezas. También monta rines delanteros de 16 pulgadas y traseros de 17 pulgadas.

Renault 5 Turbo renace un salvaje

La carrocería está hecha a mano de fibra de carbono, aunque no está claro si el proyecto comienza desde cero o desde un R5 antiguo. A su vez, la geometría de la suspensión la comparte con el 5 Maxi Turbo construido para competir en válidas internacionales de rally del Grupo B.

Renault 5 Turbo renace un salvaje

Se encuentran cambios mucho mayores en la cabina, donde el Turbo 3 comparte poco más que un diseño de dos asientos con su predecesor. El conductor se enfrenta a un volante ovalado, un grupo de instrumentos digitales flanqueado por dos filas de botones y una consola central simple con un par de salidas de aire, un compartimento de almacenamiento y tres diales para el sistema de control de clima. Es un diseño minimalista que no tiene pantalla táctil ni sistema de infoentretenimiento habilitado para Alexa, solo el tablero de instrumento digital.

Renault 5 Turbo renace un salvaje

“La tecnología nos ha dado muchas cosas geniales, pero también nos ha quitado la experiencia táctil que a nosotros, como locos de los autos, nos falta en la conducción actual”, explicó la compañía en su sitio web.

Renault 5 Turbo renace un salvaje

Las especificaciones de la transmisión permanecen en secreto. Todo lo que se sabe en esta etapa es que la potencia proviene de un motor turboalimentado montado que envía alrededor de 400 caballos a las ruedas traseras a través de una transmisión manual. Para tener de contexto, el Turbo 2 usó un cuatro cilindros de 1.4 litros turboalimentado con una potencia de aproximadamente de 160 caballos.

Renault 5 Turbo renace un salvaje

El precio y la disponibilidad tampoco se han publicado, aunque nada sugiere que el Turbo 3 sea barato. Legend Automobiles señala que «ignoró todos los consejos financieros y no escatimó en gastos» durante el proceso de desarrollo.

Renault 5 Turbo renace un salvaje

Lanzado en 1980, el Renault 5 Turbo aterrizó como una evolución lista para la competencia del R5 normal equipado con paneles de carrocería de aluminio para mantener el peso bajo control, un interior específico diseñado por Bertone y un motor de montaje central. Si bien se desarrolló principalmente como un automóvil de carreras, se vendieron alrededor de 1.700 ejemplares para calle a pesar de un precio altísimo. Lanzado en 1982, el Turbo 2 costó menos al deshacerse de las brocas de aluminio en favor de paneles de acero y adoptar un interior compartido con el 5 Alpine Turbo. Se fabricaron alrededor de 3200 ejemplares del Turbo 2.

Renault 5 Turbo renace un salvaje

Renault lanzó inesperadamente una continuación del R5 Turbo en 2001 cuando colocó el V6 de 2.9 litros detrás de los asientos delanteros del Clio de segunda generación. Construyó un poco menos de 3.000 autos antes de cerrar el proyecto en 2005, y no ha vuelto a revisar el concepto desde entonces.

Ahora, todo indica que llegó el tiempo de darle al R5 Turbo el legado que merece.

No olvide visitarnos en

FACEBOOK
INSTAGRAM
TWITTER

MÁS DE NOTICIAS INTERNACIONALES EN AUTOEXTRA