Inicio 19

Run-flat versus Seal Inside

Run-flat versus Seal Inside

Run-flat versus Seal Inside. En aras de la seguridad, las llanteras presentan tecnologías en sus productos que permiten continuar la marcha cuando hay perforación de la banda de rodamiento. La solución para evitar las detenciones en la vía por causa de los pinchazos tiene un nuevo jugador en Colombia: la tecnología Seal Inside que llega para competir a las Run-Flat.

Run-flat versus Seal Inside

En estas últimas la llanta tiene un anillo de soporte, grueso, hecho de caucho duro u otro material muy firme. Si el neumático pierde aire, el anillo sostiene el peso del vehículo mientras conduce (última foto). Los neumáticos Seal Inside utilizan un enfoque diferente. Contienen una capa interior de material sellante a lo largo de la banda de rodadura. Si un clavo u otro objeto extraño perfora el neumático, el sellador cierra el orificio para evitar que se escape el aire y el neumático permanece inflado.

Run-flat versus Seal Inside

Es de recordar que hace unos 20 años llegaron los primeros vehículos calzando neumáticos con la tecnología Run-flat, aquella que permite continuar la marcha frente a pinchazos bajo dos condiciones: por una distancia no mayor de 80 kilómetros y a una velocidad máxima de 80 km/h.

A esta ventaja frente a los convencionales hay que añadir que se hace prácticamente innecesaria la llanta de repuesto, con lo que se gana importante espacio en la zona de equipaje.

Esta tecnología tiene un par de inconvenientes: la calidad de marcha se afecta porque el costado de las Run-flat viene reforzado para soportar el esfuerzo, unido a que, para el despinche con tacoparche, es necesario que el desmonte del caucho respecto del rin se haga con máquina (a mano es prácticamente imposible).

Run-flat versus Seal Inside

Recientemente fueron lanzados en Colombia los neumáticos Seal Inside, provistos de una tecnología que promete sellado automático frente a perforaciones de no más de 4 mm de diámetro y siempre y cuando sean por la banda de rodamiento.

Esta tecnología permite proseguir su viaje en caso de una pérdida de presión de aire, incluso si la cubierta ha sido perforada por un objeto externo. Con ello se cubre el 85% de las causas de pérdida accidental de presión. No son necesarias llantas especiales o el uso del sistema TPMS (mecanismo de monitorización de la presión de aire). Puede utilizarse en toda clase de vehículos con una única limitación: la disponibilidad de medidas.

Gracias a que no hay pérdida de aire, la llanta no necesita refuerzos en los costados y por esta razón no se afecta la calidad de marcha, al tiempo que también se puede prescindir del repuesto.

Run-flat versus Seal Inside

Una consideración importante es que, frente a los cráteres de las vías del país, sean Run-flat o Seal-Inside, las llantas siempre corren el riesgo de abollarse e, incluso, de reventarse por los costados. Tanto es así que automotrices y llanteras ofrecen seguro que cubre estallidos.

Los neumáticos de ambas tecnologías cuestan más dinero que los convencionales y solamente están disponibles en ciertas referencias, lo cual los hace menos accesibles.

Con información de Premios Via

No olvide visitarnos en

FACEBOOK
INSTAGRAM
TWITTER

MÁS DE LLANTAS EN AUTOEXTRA