Accidente por presuntuoso 9

Manejar un Abarth es más divertido que hacer ejercicio, dice un estudio…(obvio)

Manejar un Abarth es más divertido que hacer ejercicio

Manejar un Abarth es más divertido que hacer ejercicio. Conducir un Abarth en la pista es más divertido que hacer ejercicio, reveló un estudio conjunto entre la marca de Stellantis y la Universidad de Loughborough.

Manejar un Abarth es más divertido que hacer ejercicio

La respuesta es obvia para nosotros y otros millones de aficionados a los autos (y con kilos de más y pereza para trotar). No obstante, hay resultados interesantes.

Manejar un Abarth es más divertido que hacer ejercicio

Abarth ha tomado la ruta científica para rastrear la conducción, y esto no implica la telemetría habitual que uno esperaría. En cambio, la marca italiana se asoció con la Universidad para llevar a cabo un experimento con el objetivo de saber cuál tiene un mayor impacto positivo en el estado de ánimo de una persona, entre la conducción en pista y el entrenamiento en el gimnasio.

El experimento científico involucró llevar a las personas a la pista de carreras, permitirles conducir un Abarth en la pista y luego compararlo con varios tipos de ejercicios que se pueden hacer en un gimnasio. En el último caso, es posible que hayas oído hablar de «la euforia del corredor», así como de la oleada de endorfinas después de hacer un buen entrenamiento, por lo que la comparación con un día de atletismo tiene sentido.

El experimento tuvo un Abarth F595, el 595 Esseesse y el 595 Competizione en el circuito de carreras de Mallory Park, con una vuelta a full velocidad con un conductor profesional y otra  conduciendo solo en los autos. Los asistentes también adelantaron un entrenamiento que involucró ejercicios cardiovasculares y de resistencia en una instalación deportiva de primera clase.

Manejar un Abarth es más divertido que hacer ejercicio

El estado de ánimo de cada persona se calculó utilizando una serie de medidas y tecnologías, que iban desde reconocimiento facial, monitoreo de frecuencia cardíaca, un reloj de pulsera portátil  e incluso un cuestionario de autoevaluación convencional diseñado por un psicólogo.

Según los datos obtenidos científicamente, conducir un Abarth en una pista provocará sentimientos de felicidad en promedio de 59% más que una sesión de gimnasio. El nivel de felicidad que se registró fue significativamente más alto en la parte de conducción que durante la actividad cardiovascular, pero solo 4% más alto que una sesión de levantamiento de pesas.

Los científicos fueron más allá y descubrieron que ser copiloto de un profesional en una pista de carreras era 77 % más placentero que una sesión de gimnasio y 141 % más que simplemente mirar el entrenamiento cardiovascular de otra persona.

Manejar un Abarth es más divertido que hacer ejercicio

En una nota relacionada con el ejercicio, la prueba también encontró que los niveles de felicidad de los asistentes era 108 por ciento más altos cuando hacían entrenamiento con pesas que cuando hacían cardio.

Este estudio demuestra una vez más que a las personas no les gusta el cardio, mientras que dar vueltas en la pista o levantar pesas mejorará el estado de ánimo.

No olvide visitarnos en

FACEBOOK
INSTAGRAM
TWITTER

MÁS DE NOTICIAS INTERNACIONALES EN AUTOEXTRA