General Motors

Además del Covid, los mosquitos afectan a General Motors

La empresa fabricante de automóviles, General Motors, culpa a una plaga de mosquitos de los retrasos que ha sufrido a los envíos de sus camionetas Tahoe y Yukon a algunos concesionarios en Estados Unidos.

GM cree que los insectos, también conocidos como moscas de pescado, son responsables de manchas rebeldes que afectaron más de 2600 Chevrolet Tahoes y GMC Yukons que se construyeron en la planta de Arlington, Texas, y que aún esperan ser enviados a los concesionarios.

El desastre ha retrasado las entregas de los SUV 2021 a los concesionarios que de por sí ya enfrentan niveles de inventario ajustados. Algunas vitrinas que recibieron algunas de estas camionetas han pasado horas trabajando para eliminar cuidadosamente la sustancia sin dañar la pintura.

Un Tahoe que llegó a la vitirna Pete Eischen Chevrolet en Fairview, Oklahoma, la semana pasada, tres meses después de su fabricación fue salpicado de tal manera que el capó tuvo que ser pintado. Los detalles cromados, los paneles pintados, las ventanas y las ruedas también estaban manchados.

General Motors

Los SUV grandes son el segmento más rentable de GM y ofrecen el impulso que el fabricante de automóviles y muchos concesionarios necesitan durante un año difícil. GM está abordando el problema antes de enviar los vehículos a los concesionarios y espera tenerlos limpios a mediados de septiembre. GM dijo que menos de 100 SUV afectados llegaron a su destino antes de ser limpiados.

«El personal de la planta está limpiando rápidamente los vehículos para que lleguen a nuestros distribuidores y clientes en perfectas condiciones», dijo una portavoz de la marca.

Las camionetas estaban almacenadas cerca de un lago después de salir de la planta de Arlington. Las altas poblaciones de mosquitos son comunes alrededor de los lagos, dijo Molly Keck, entomóloga y especialista del Programa de Manejo Integrado de Plagas en Texas A&M AgriLife en San Antonio. El surgimiento de una gran población «puede que no ocurra todos los años, pero definitivamente sucede», dijo.

General Motors

Los insectos pueden emerger del agua en cualquier época del año, dijo, y normalmente vuelan hacia una luz para aparearse antes de regresar al agua. «Realmente depende del agua y de si tienen una fuente en la que hayan podido poner sus huevos».

El fabricante de automóviles envió un boletín a los concesionarios de Chevy y GMC este mes explicando que puede haber residuos de insectos, una sustancia de grasa o manchas en la pintura en los nuevos Tahoe y Yukons entregados.

Instruyó a los concesionarios que recibieron los vehículos afectados a usar un eliminador de insectos, limpiar con un sistema de lavado sin escobillas o hidrolavadora, aplicar esmalte con almohadilla de espuma e inspeccionar la pintura bajo iluminación fluorescente de alta intensidad.

Pete Eischen Chevrolet recibió otro Tahoe afectado y lo envió a un taller de carrocería independiente. Ese vehículo ya había sido vendido a un cliente antes de la entrega, pero todavía estaba en el taller la semana pasada, dijo George Eischen.

El concesionario está ansioso por cada Tahoe que pueda obtener ya que el inventario ha estado reducido desde la primavera, cuando la pandemia de coronavirus obligó a GM a detener la producción en América del Norte durante ocho semanas.

«Los SUVs grandes son nuestra principal fuente de ganancias en este momento», dijo un vocero de la vitrina.

General Motors

AUTOEXTRA
La publicación especializada en la industria nacional y mundial del automóvil y las motos.

Síganos en: