Euro NCAP

Euro NCAP: Demasiado autónomo es malo

Euro NCAP publicó hoy su segunda serie de pruebas Highway Assist, con diez modelos equipados con algún tipo de sistema de asistencia al conductor en carreteras de alta velocidad. Modelos de diferentes segmentos fueron evaluados, siendo Tesla uno de los perjudicados por contar con un sistema autónomo demasiado eficiente.

La entidad ha desarrollado un protocolo de evaluación y prueba específico y un sistema de clasificación, al que le añade un componente subjetivo de «desconfianza» para que los conductores siempre estén atentos al manejo. Y el Autopilot de Elon Musk, como se encarga de todo, no obtuvo las mejores calificaciones.

Para entender un poco mejor estos protocolos, hay que informarse de la forma como Euro Ncap lleva a cabo sus pruebas.

La campaña Euro NCAP 2020 amplió el trabajo hecho en 2018 respecto a los sistemas de conducción asistida (AD) y presentó un sistema de puntuación y clasificación más estructurado. Hace dos años se estudiaron los vehículos que ofrecían sistemas de «asistencia en autopista» o Highway Assist, es decir, aquellos que, en algunas circunstancias, ofrecían asistencia al conductor, específicamente en lo que respecta al control longitudinal (velocidad, distancia de seguridad con el vehículo precedente) y al control lateral (mantenimiento del vehículo en el carril, etc.). Las pruebas que Euro NCAP utilizó ahora se basaron en gran medida en sus protocolos para sistemas de frenado de emergencia autónomos (AEB) y estudió la intervención de los vehículos en ciertas circunstancias críticas, cuando el sistema de conducción asistida mantiene el control del vehículo. Se agregaron escenarios cotidianos adicionales, como la conexión y desconexión, que resultaron extremadamente difíciles para todos los vehículos evaluados.

Euro NCAP

La conclusión de la campaña de 2018 fue que la tecnología más avanzada estaba lejos de la automatización y ningún sistema ofreció asistencia en toda la gama de pruebas: el conductor debe estar atento en todo momento y mantener el control total del vehículo. Teniendo esto en cuenta, los sistemas ofrecidos no deberían insinuar, a través de su denominación o descripción, que se puede confiar en ellos más allá de su competencia real, ni crear esa impresión en su interacción con el conductor. Los mejores sistemas fueron aquellos que lograron un equilibrio entre aliviar la carga de la conducción y mantener al conductor informado sin fomentar una confianza excesiva.

Para su evaluación de 2020 de los sistemas de asistencia en autopista, Euro NCAP desarrolló protocolos específicos de prueba y evaluación, divididos en dos áreas principales: capacidad de asistencia, basada en el equilibrio entre la implicación del conductor y la asistencia ofrecida por el vehículo, y el sistema de seguridad adicional.

Euro NCAP

Los sistemas obtienen puntos para cada uno de los protocolos descritos anteriormente. Algunos protocolos contribuyen con una puntuación mayor que otros. La puntuación en las dos primeras áreas de evaluación (Implicación del conductor y Asistencia de vehículos) se compara y la peor puntuación es la que se asigna al total. El «equilibrio» entre estas dos áreas repite los resultados obtenidos en la campaña de 2018, que mostró que un buen rendimiento en una área no es útil a menos que también esté acompañado de un rendimiento adecuado en la otra.

La última serie de pruebas incluyó diez vehículos que ofrecen sistemas Highway Assist, entre ellos Audi Q8, BMW Serie3, Ford Kuga, Mercedes GLE, Nissan Juke, Peugeot 2008, Renault Clio, Tesla Model 3, Volkswagen Passat y Volvo V60. Según Euro Ncap, los sistemas «Highway Assist» deben ayudar al conductor a mantener una velocidad constante, mantener una distancia segura con el vehículo que les precede y para mantener el vehículo en el carril mediante la combinación de sistemas como el control de crucero adaptativo o el sistema de mantenimiento de carril.

Euro NCAP

«El conductor siempre debe ser responsable y estar comprometido cuando está al volante y el sistema asistido debe estar ahí para hacer precisamente eso, ayudar», detalló la entidad en su informe.

Dejando claro este apartado, las mejores calificaciones («Muy Bueno») fueron para el Mercedes-Benz GLE, el BMW Serie 3 y el Audi Q8, mientras en el lado opuesto quedaron el Renault Clio y el Peugeot 2008. Paradójicamente, Tesla obtuvo las máximas calificaciones con su Autopilot, pero EuroNcap le entregó «mala nota general» porque «hace poco para mantener al conductor comprometido con la conducción». Es decir, ser demasiado autónomo es malo según los parámetros de la entidad de seguridad.

Euro NCAP

AUTOEXTRA
La publicación especializada en la industria nacional y mundial del automóvil y las motos.

Síganos en: