Hertz

Hertz, en la mala onda

El coronavirus fue la estocada final para Hertz, la centenaria empresa de alquiler de vehículos, que se declaró en bancarrota en la noche del viernes 22 de mayo.

Hertz Global Holdings Inc. se acogió en Estados Unidos al famoso Chapter 11 o Ley de Insolvencia para seguir operando mientras diseña una estrategia para pagar a sus acreedores y cambiar su modelo de negocio. La acción incluye las filiales de la compañía en Estados Unidos y Canadá, pero no cubre Europa, Australia y Nueva Zelanda, según un comunicado de la compañía.

Hertz

Hertz afirmó que tiene mil millones de dólares en efectivo para apoyar sus operaciones, que incluyen Hertz, Dollar, Thrifty, Firefly, Hertz Car Sales y Donlen, pero podría necesitar más mientras el proceso de bancarrota avanza.

La petición judicial enumeró alrededor de $ 25.8 mil millones en activos y $ 24.4 mil millones de deudas. Sus principales acreedores son IBM Corp. y Lyft Inc., según el documento.

Hertz

Hertz ha sido un cliente tradicional de los Detroit 3 (Ford-FCA-Chevrolet). Sus principales proveedores han sido General Motors (21%), Fiat Chrysler (18%), Ford (12%), Kia (10%), Toyota (9%), Nissan (7%) y Hyundai (5%). El año pasado contaba con 567,600 vehículos en EE.UU y 204,000 en su unidad internacional.

La compañía con sede en Estero, Florida, había estado negociando con los acreedores para obtener ayuda, así como con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sobre la posibilidad de un rescate. Pero con una demanda sombría, una flota de gran tamaño y la caída de los precios de los autos usados, Hertz no tenía suficiente liquidez para mantenerse hasta una recuperación del mercado.

«Sigue habiendo incertidumbre acerca de cuándo volverán los ingresos y cuándo el mercado de autos usados ​​se abrirá nuevamente para las ventas, lo que requirió la acción de hoy», dijo Hertz en un comunicado.
Hertz fue fundada en Chicago en 1918 por Walter Jacobs, un vendedor de autos que compró una docena de Ford T para alquilarlos. Cinco años después vendería el creciente negocio al empresario John Hertz, quien le dio el nombre. Hoy día su principal accionista es Carl Icahn con el 39% del capital.

Hertz

La bancarrota de la segunda compañía más grande del mundo en alquiler de autos inundará el mercado de vehículos usados ​​con el subsecuente impacto en precios que de por sí ya están a la baja.

Hertz

AUTOEXTRA
La publicación especializada en la industria nacional y mundial del automóvil y las motos.

Síganos en: