emisiones

Nueva agencia anti-fraude de emisiones

Francia ha creado una nueva agencia de inspección de transporte para ayudar a detectar el fraude de emisiones, siguiendo una directiva de la Unión Europea (UE) emitida a raíz del escándalo del dieselgate del Grupo Volkswagen.

El Servicio de Vigilancia para el Mercado de Vehículos y Automóviles, o SSMVM, inicialmente tendrá un presupuesto de 5.5 millones de dólares y espera llevar a cabo 100 pruebas al año. Será supervisado por el departamento de clima y energía.

emisiones

Los infractores estarían sujetos a sanciones progresivamente más severas, comenzando con una advertencia hasta el retiro del mercado y multas de 300,000 euros por cada motor no conforme y 1 millón de euros por automóvil no conforme. El enjuiciamiento penal también es una posibilidad, dijo el gobierno francés. En ciertas circunstancias, las multas podrían alcanzar el 10 por ciento de las ventas anuales, dijo el gobierno.
Como parte de la respuesta de la UE a las revelaciones de 2015 de que VW Group había estado utilizando un «dispositivo defectuoso», un software instalado para superar las pruebas de emisiones, está renovando las reglas de aprobación para dar a la Comisión Europea mayores poderes de vigilancia sobre los fabricantes y agencias de prueba. Antes de la nueva directiva, las aprobaciones de tipo eran responsabilidad de las autoridades nacionales.

emisiones

Entre los requisitos, que entrarán en vigencia en septiembre 1 de este año, está que cada país miembro debe tener una «autoridad de vigilancia» para llevar a cabo pruebas independientes de los vehículos aprobados para circulación.

En 2016, el Reino Unido estableció una agencia similar, la Unidad de Vigilancia del Mercado de Vehículos. En 2018 llevó a cabo pruebas en 28 modelos de vehículos. En Italia, una sucursal existente de la agencia nacional de transporte hace la función de supervisión.

emisiones

La nueva agencia francesa no llevará a cabo la aprobación sino que inspeccionará los documentos, adelantará sus propias pruebas y responderá a las quejas. Además de las emisiones de los automóviles de pasajeros, será responsable de hacer cumplir las normas de seguridad para todos los vehículos, motores y componentes, así como remolques y vehículos todo-terreno. Y cada año producirá un informe público sobre sus actividades, dijo el gobierno.

Los fabricantes de automóviles franceses no han sido recientemente objeto de sanciones o multas, pero Renault y PSA Group, así como Fiat Chrysler Automobiles, se han enfrentado a acusaciones de fraude al consumidor en Francia, después de que pruebas independientes encontraron una discrepancia en las emisiones reales en comparación con los resultados de las pruebas de laboratorio.

Emisiones

AUTOEXTRA
La publicación especializada en la industria nacional y mundial del automóvil y las motos.

Síganos en: