Curioso regreso al pasado

Los rusos siempre han tenido ese estereotipo de rudos, inquebrantables, eternos. Miren a Vladimir Putin, fiel representante de la generación de los 50s y 60s, época a la cual también pertenece la marca UAZ. Feos con gana en ese entonces, pero útiles y muy trabajadores hasta hoy en día, los utilitarios de esta compañía están llegando de nuevo a latinoamérica como si fuera una vuelta al pasado.

UAZ significa Fábrica de Automóviles de Ulianovsk (Ulyanovsky Avtomobilny Zavod), e inició operaciones en 1941 como apoyo logístico y militar del ejército soviético durante la Segunda Guerra Mundial. En la actualidad es uno de los fabricantes de automóviles más grandes de Rusia, especializado en vehículos todoterreno y de transporte militar. Desde su sede en Uliánovsk, Rusia exporta vehículos off-road, SUVs y algunos modelos de camiones. 

Curioso regreso al pasado 1

Uno de sus vehículos más conocidos es el Modelo 469, que por supuesto llegó a Colombia al igual que otros 4×4, y ahora se renueva como vehículo de pasajeros con su heredero Bukhanka. Este nombre, que en ruso significa «Pan», bautiza a este vehículo utilitario que puede brindar diferentes funciones de traslado, ya sea para trabajo o para diversión. No cuenta con un diseño estilizado, pero eso lo hace aún más llamativo. Es hecho con materiales durables, una estructura rígida, un chasis reforzado de alta resistencia, transversales reforzados y largueros adicionales.

Curioso regreso al pasado 2

Su versión minibus para nueve pasajeros registra 4.96 metros de largo, 1.94 metros de ancho y 2.0 metros de altura. También existe una opción “granjera”, como le llaman en UAZ. Es cabina doble para cinco pasajeros, y mide 4.84 metros de largo, 1.99 de ancho y una altura de 2.35 metros. Es de resaltar que la UAZ Bukhanka puede ser usada como minibus, ambulancia, carga de cabina simple y doble o para pasajeros.

Curioso regreso al pasado 3

La altura mínima al piso de la carrocería es de 20.5 centímetros, mientras la profundidad de vadeo es de 50 cms; ángulo de ataque de 27 grados y de salida de 30 son otros atributos de la Bukhanka, que equipa frenos ABS estándar de doble control con bomba de vacío, delanteros de disco y traseros de tambor y rines de 16 pulgadas.

Bajo el capó, la Bukhanka instala un motor a gasolina de 16 válvulas, 2.7 litros que genera 112 caballos y 198 Nm de torque desde las 2.500 revoluciones, asociado a una transmisión mecánica de cinco velocidades. Este bloque está hecho para arrancar en condiciones extremas como funcionar con combustibles de bajo octanaje, y puede tener versiones GLP y GNC certificadas. Tiene caja de transferencia de dos velocidades con desconexión del eje delantero, que permite mayor ahorro de combustible. Además, incorpora tracción 4×4 en modo High y Low, distribuye la torsión entre los ejes en relación 50:50.

Curioso regreso al pasado 4

En su interior todo es muy básico, sin pantallas táctiles ni Android Auto, con un tablero de instrumentos unificado para informar mejor sobre el estado del vehículo, y un espacio para insertar el radio, como se hacía en los 90s. Los asientos pueden ser regulados longitudinalmente para lograr que sus ocupantes puedan ir en distribución 9+1 o 8+1, esta última disponible con una mesa central. El interior es lavable y la tela de los asientos es repelente al agua.

Además, UAZ incorpora una variante de Bukhanka llamada Patagonia, que posee un equipamiento especial para sacarle más rendimiento a sus condiciones offroad. Neumáticos All-Terrain 225/75 R16, bloqueo de diferencial trasero estándar, defensa frontal con barra y plataforma para winche, defensa posterior con neumático de repuesto, barra de arrastre, parrilla de techo, escalera en la puerta trasera, protección especial para la barra de dirección, llantas y copas negras para las carrocerías disponibles en colores exclusivos verde militar y anaranjado.

Curioso regreso al pasado 5

La Bukhanka se comercializa en Chile a partir de $50 millones hasta $60 millones según la configuración. En Colombia aún no se ha confirmado su importación, porque entre otras cosas, no cuenta con airbags de fábrica. En Chile sí se comercializa tal cual, pues las leyes aún permiten que se vendan vehículos comerciales con mínimas exigencias de seguridad.

4x4, offroad, UAZ

AUTOEXTRA
La publicación especializada en la industria nacional y mundial del automóvil y las motos.

Síganos en: