Inicio 9

Este Game Boy es también lector de ECU

Hace 15 años, una empresa solía vender un kit que transformaba la Nintendo portátil en un indicador de datos para cualquier automóvil, como si fuera un dinamómetro. La compañía se llamaba TurboXS y su kit era el TurboXS DTEC Fuel & Boost Computer. Uno de ellos fue comprado por Brendon Shultz, de Nueva York, propietario del STI, quien explicó todo en un video de YouTube. La Nintendo se monta en el tablero de un Subaru, y segundos después la pequeña pantalla muestra información en vivo utilizando los datos de los sensores del vehículo. Se conecta a través de cables de alimentación y datos con un módulo especial, que a su vez está conectado a la ECU del vehículo. Para activarlo, solo se necesita encender la consola , esperar a que se cargue el programa y seleccionar el indicador deseado a través de los controles de juego. El kit registra la aceleración, las rpm, temperatura del motor, corte de inyección, la mezcla aire/combustible y el voltaje MAF, entre otros. Y algo muy importante: la funcionalidad del Game Boy real no se ve afectada, lo que significa que aún se puede jugar Mario Bros. Como se descontinuaron hace ya muchos años, los kits TurboXS son bastante apetecidos, por lo que son caros y difíciles de encontrar en el mercado usado. Hace 15 años costaban 99 dólares (unos 450 mil pesos al cambio de hoy) pero hoy dia no se consiguen por menos de 600 dólares ($3.0 millones aprox)

Este Game Boy es también lector de ECU. Es bastante raro observar el video donde un aficionado a los autos tiene su Game Boy Advance SP no como consola de juegos sino como lector de la ECU de su Subaru WRX STi.

Este Game Boy es también lector de ECU

Hace 15 años, una empresa solía vender un kit que transformaba la Nintendo portátil en un indicador de datos para cualquier automóvil, como si fuera un dinamómetro. La compañía se llamaba TurboXS y su kit era el TurboXS DTEC Fuel & Boost Computer. Uno de ellos fue comprado por Brendon Shultz, de Nueva York, propietario del STI, quien explicó todo en un video de YouTube.

Hace 15 años, una empresa solía vender un kit que transformaba la Nintendo portátil en un indicador de datos para cualquier automóvil, como si fuera un dinamómetro. La compañía se llamaba TurboXS y su kit era el TurboXS DTEC Fuel & Boost Computer. Uno de ellos fue comprado por Brendon Shultz, de Nueva York, propietario del STI, quien explicó todo en un video de YouTube. La Nintendo se monta en el tablero de un Subaru, y segundos después la pequeña pantalla muestra información en vivo utilizando los datos de los sensores del vehículo. Se conecta a través de cables de alimentación y datos con un módulo especial, que a su vez está conectado a la ECU del vehículo. Para activarlo, solo se necesita encender la consola , esperar a que se cargue el programa y seleccionar el indicador deseado a través de los controles de juego. El kit registra la aceleración, las rpm, temperatura del motor, corte de inyección, la mezcla aire/combustible y el voltaje MAF, entre otros. Y algo muy importante: la funcionalidad del Game Boy real no se ve afectada, lo que significa que aún se puede jugar Mario Bros. Como se descontinuaron hace ya muchos años, los kits TurboXS son bastante apetecidos, por lo que son caros y difíciles de encontrar en el mercado usado. Hace 15 años costaban 99 dólares (unos 450 mil pesos al cambio de hoy) pero hoy dia no se consiguen por menos de 600 dólares ($3.0 millones aprox)

La Nintendo se monta en el tablero de un Subaru, y segundos después la pequeña pantalla muestra información en vivo utilizando los datos de los sensores del vehículo. Se conecta a través de cables de alimentación y datos con un módulo especial, que a su vez está conectado a la ECU del vehículo. Para activarlo, solo se necesita encender la consola , esperar a que se cargue el programa y seleccionar el indicador deseado a través de los controles de juego. El kit registra la aceleración, las rpm, temperatura del motor, corte de inyección, la mezcla aire/combustible y el voltaje MAF, entre otros.

Y algo muy importante: la funcionalidad del Game Boy real no se ve afectada, lo que significa que aún se puede jugar Mario Bros.

Como se descontinuaron hace ya muchos años, los kits TurboXS son bastante apetecidos, por lo que son caros y difíciles de encontrar en el mercado usado. Hace 15 años costaban 99 dólares (unos 450 mil pesos al cambio de hoy) pero hoy dia no se consiguen por menos de 600 dólares ($3.0 millones aprox)

No olvide visitarnos en

FACEBOOK
INSTAGRAM
TWITTER

MÁS DE CURIOSIDADES EN AUTOEXTRA