mazda

Mazda, una historia entre átomos y peluquerías

El 30 de enero de 1920 se fundó Mazda bajo el nombre de Toyo Kogyo Co. Fue en Hiroshima, un tranquilo puerto japonés que ha sido un triste hito para la historia mundial y un respetado punto de la industria automotriz global.

Curiosamente, la compañía nipona nació como una empresa de derivados del corcho. En 1923, el gran terremoto de Kanto (Japón) dirigió la atención pública al automóvil como medio de transporte. Mazda encontró una gran oportunidad allí, incursionando oficialmente en 1931 en el sector automotor con el lanzamiento del Mazda-Go, uno de los primeros vehículos de tres ruedas del mundo. Tenía remolque y se utilizaba más que todo para el transporte de mercancías.

A pocos kilómetros de distancia de Hiroshima se encontraba la fábrica, la cual geográficamente está bordeada por montañas, las mismas que evitaron su destrucción.

El día del ataque resultó ser el cumpleaños del fundador de Mazda, Jujiro Matsuda. De acuerdo con la tradición japonesa, el empresario se dirigió al centro a primera hora, para el habitual corte de pelo de cumpleaños, al mismo tiempo que el bombardero Enola Gay zumbaba mortalmente hacia su objetivo.

mazda

Mientras se acercaba a la peluquería, otro cliente también corría hacia la puerta. Pero siendo un hombre de negocios muy competitivo, Matsuda aceleró el paso y logró ingresar primero. Él estuvo en el primer turno, justo a las 7:30 a.m. Media hora después iba muy bien peinado camino a su trabajo. Hacía buen tiempo, no como los días lluviosos anteriores, así que caminó hacia su auto donde lo esperaba el conductor de la compañía.

A las 8:16 a.m., la bomba de uranio llamada Little Boy y lanzada por el bombardero B29 explotó sobre la ciudad, a solo 30 metros de la peluquería donde Matsuda se había arreglado el pelo. Por allí pasó una bola de fuego cegadora de un millón de grados centígrados, que desencadenó una devastadora onda de choque y una incontrolable conflagración. Todo se quemó, todo fue cenizas y destrucción. Así, Hiroshima sufría la primera bomba atómica de la historia usada contra la población civil.

En ese momento, Matsuda pasaba por donde hoy queda el Estadio Mazda Zoom-Zoom, hogar del equipo de béisbol profesional Hiroshima Toyo Carp. La onda expansiva hizo volar su auto en plena calle y lo expulsó a él y a su conductor del vehículo. Pero todavía estaban vivos. No se podría decir lo mismo de 80,000 personas que perecieron en el ataque y los días siguientes. Entre las víctimas estaba el menor de sus dos hijos.

mazda

Sorprendentemente, la fábrica y la sede de su empresa, entonces llamada Toyo Kogyo Co., no sufrieron daños. Una montaña protegió a la planta de la mayor parte de la explosión.

Ese agosto de 1945 Hiroshima perdió aproximadamente un tercio de su población, con decenas de miles de heridos, en ese fatídico acontecimiento que marcaría el fin de la participación de Japón en la Segunda Guerra Mundial. Horas después de la explosión atómica, Mazda comenzó a distribuir suministros médicos, además de establecer centros de acopio alrededor de la ciudad para ayudar a reunir a las familias. Incluso, dispuso de su planta para albergar al gobierno local, hospitales y a las emisoras nacionales durante un año. En ese sitio llegaron los afectados por la bomba y también los damnificados de un tifón que azotó la ciudad un mes después.

Estos actos de entrega y superación llamados «mukainada» jamás fueron olvidados por el pueblo japonés. Por tal razón, allí siempre se ha conocido a Mazda como el orgullo de Hiroshima. Su presidente, Jujiro Matsuda dirigió la compañía hasta 1951, y luego entregó el control a su hijo sobreviviente Tsuneji.

mazda

A Toyo Kogyo le tomaría otros siete años (1959) antes de que la empresa de corcho fabricara vehículos de cuatro ruedas. ¿Habría llegado tan lejos, si Jujiro hubiera llegado tarde a la peluquería? Se salvó por un pelo, literal.

MAZDA

AUTOEXTRA
La publicación especializada en la industria nacional y mundial del automóvil y las motos.

Síganos en: