El último viaje del Príncipe Felipe en el Defender que ayudó a diseñar

Príncipe Felipe

Su Alteza Real, el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, el británico con más años de servicio en la realeza, murió el pasado 9 de abril de 2021 a los 99 años. Su cuerpo será enterrado el sábado 17 de abril en una ceremonia privada en la Capilla de San Jorge.

Príncipe Felipe

El fin de semana pasado, el Palacio de Buckingham confirmó los informes de que el cuerpo del Duque no sería transportado a través de los terrenos del Castillo de Windsor a la Capilla en un carruaje tirado por caballos, como es tradición en la familia real. En cambio, dijo el vocero del Palacio, el Príncipe Felipe hará el viaje final en un Land Rover que él mismo había ayudado a diseñar.

Los informes iniciales afirmaron que el Land Rover en cuestión era el Defender 130 Gun Bus encargado en 2005, pero no será el utilizado en la procesión.

Príncipe Felipe

El Palacio ha revelado el vehículo funerario: es un Land Rover Defender TD5 130 modificado que ha estado en la familia durante 16 años y que el propio Duque ayudó a crear como su vehículo funerario. Gracias a su excelente relación con la marca, en julio de 2003, cuando cumplió 82 años, habló con Land Rover para dibujar el que sería su último vehículo. Eligió el Gun Bus que le fue entregado en 2005, y que 11 años después recibió una personalización por parte de Foley Specialist Vehicles.

Construido en Solihull, el desarrollo del vehículo a lo largo de los años fue supervisado directamente por el Duque. Los toques personales incluyen la parte trasera abierta, el tapón de goma y metal, y un cambio de color de verde Belice a Verde Bronce Oscuro, lo que le da un aspecto decididamente más militar.

El Palacio señaló que el cortejo fúnebre se hará de acuerdo con los deseos del Príncipe. El, quien nunca era el tipo de hombre que no decía lo que pensaba, solía bromear sobre los preparativos de su propio funeral. Una vez dijo: «Solo ponme en la parte trasera de un Land Rover y llévame a Windsor».

Príncipe Felipe

El Duque de Edimburgo estuvo involucrado en un grave accidente automovilístico en enero de 2019, cerca de Sandringham Estate, la casa privada de la reina. Estaba saliendo de la propiedad y se dirigía a la carretera cuando el sol lo cegó y un Kia golpeó su Freelander 2. El Land Rover se volcó, y aunque él no llevaba puesto el cinturón de seguridad (los miembros de la realeza nunca lo hacen por razones de seguridad), no resultó herido.

Thierry Bollore, director ejecutivo de Jaguar Land Rover, dijo a la prensa que fue «un gran privilegio de haber disfrutado de una asociación muy larga y feliz con el Duque de Edimburgo durante muchas décadas». El auto fúnebre Land Rover se considera un reflejo correcto de «la naturaleza práctica del Príncipe Felipe y su pasión por el diseño funcional y la ingeniería».

Príncipe Felipe

Además del vehículo principal, se han construido dos Land Rover de respaldo para la ocasión.

No olvide visitarnos en

FACEBOOK
INSTAGRAM
TWITTER

MÁS DE NOTICIAS INTERNACIONALES EN AUTOEXTRA