Inicio 25

Pirelli, vuelve una gran historia

Pirelli

Este fin de semana comienza la temporada 2021 del Mundial de Rallys con la válida de Montecarlo. Esta competencia marcará el regreso de Pirelli al Campeonato del Mundo FIA como proveedor exclusivo de la clase superior por primera vez desde 2010.

Pirelli

Pirelli retorne al Mundial de Rallys este año, pero la presencia de la firma italiana en la categoría se remonta a la temporada inaugural de 1973, cuando Achim Warmbold ganó el Rally de Polonia con los neumáticos instalados en su Fiat Abarth 124.

Warmbold fue el primer ganador con neumáticos Pirelli en la historia del Mundial de Rallys. Lo logró al volante de autos distintos: el Fiat Abarth 124 (con el que ganó en Polonia) y el BMW 2002 (Austria). El título mundial se reservaba por entonces exclusivamente a las marcas, y Lancia era el rival a batir.

Pirelli

La firma italiana encadenó tres cetros consecutivos entre 1974 y 1976 calzando gomas Pirelli en su increíble Stratos. En este período sobresalen también las tres victorias consecutivas en el rally de Montecarlo de Sandro Munari al volante de ese mismo vehículo, hoy día convertido en objeto de culto. Munari alzaría el primer título mundial de pilotos de todos los tiempos, la Copa FIA para Pilotos de Rally, en 1977.

Pirelli

Su sucesor en el palmarés fue otro corredor equipado con neumáticos Pirelli, Markku Alen, en este caso a bordo de un Fiat 131 Abarth. En 1980, Walter Rohrl se proclamó campeón del mundo de nuevo a bordo de un Fiat Abarth calzado por llantas del fabricante milanés.

Al año siguiente, Ari Vatanen le tomó el relevo con un hito histórico, al convertirse en el primer vencedor del certamen con un auto totalmente privado, un Ford Escort calzado con cubiertas de la P lunga. Años después llegaría la era de los Grupo B, período en el que Pirelli equiparía al bello Lancia 037 –vencedor del título de constructores en el año 1983–, así como a su sucesor, el Delta S4. El binomio Lancia-Pirelli se alzó también con el primer título de la nueva era de los Grupo A, en este caso con Juha Kankkunen al mando.

En la década de los 90, Pirelli suministró los neumáticos del primer modelo campeón del WRC fabricado en Japón: el Toyota Celica. Su piloto pionero fue ni más ni menos que el español Carlos Sainz, que sumó en 1990 y 1992 dos títulos para la historia.

Pirelli

El Celica no sería la única creación nipona en brillar con llantas italianas; poco después, el Impreza tomó el relevo y llevó en volandas el cetro a Petter Solberg y a los recordados Colin McRae y Richard Burns. Llegado el siglo XXI, Pirelli se convirtió en proveedor exclusivo del WRC entre 2008 y 2010 (temporadas que vieron a Sébastien Loeb vencer sus últimos dos mundiales), una relación que se retoma en 2021.

No olvide visitarnos en

FACEBOOK
INSTAGRAM
TWITTER

MÁS DE DEPORTES EN AUTOEXTRA