Inicio 19

Un Lada con ingeniería Porsche

Un Lada con ingeniería Porsche

Un Lada con ingeniería Porsche. Y un día Lada tuvo piezas e ingeniería de Porsche. Hace 46 años se estableció una relación comercial e industrial entre la empresa alemana y la marca que en ese entonces era de la Unión Soviética.

Un Lada con ingeniería Porsche

El entonces presidente de Porsche, Ernst Fuhrmann, se reunió con el entonces ministro de la industria automotriz soviética, Viktor Polyakov para que Porsche le ayudara a Lada a construir mejores autos.

Un Lada con ingeniería Porsche

La relación entre ambas compañías no era muy probable en ese entonces, en el apogeo de la Guerra Fría. Sin embargo, la oferta económica le permitió a los de Stuttgart recibir 500 mil marcos alemanes que no eran poco y, además, le daba un aire de alivio, pues aunque hoy no parezca, Porsche tuvo épocas de angustias económicas

La tarea de Porsche era convertir un Lada en un objeto de atracción para los compradores fuera de la Unión Soviética. No era fácil, y más con el dibujo de los vehículos de la llamada Cortina de Hierro.

Un Lada con ingeniería Porsche

El primer automóvil en recibir el cambio de imagen alemán fue el Lada 2103, que en ese entonces sumaba tres años en el mercado. Y sólo como dato: El automóvil ruso derivó del Fiat 124 Special de 1968, obviamente adaptado a las difíciles condiciones climáticas rusas. Era más pesado, pues se fabricó con acero ruso más grueso, y se instalaron frenos de tambor en aluminio. Además, se le agregó una manivela como la de los Ford de principios del siglo XX, por si acaso la batería se congelaba debido al clima.

El motor era un cuatro cilindros en línea de 1.4 lts que desarrollaba 76 caballos de potencia.

Un Lada con ingeniería Porsche

Porsche recibió el 2103 y le quitó el cromo (sólo dejó el de las manijas de las puertas y de los protectores de rines) y lo reemplazó con elementos del color de la carrocería. Se mejoraron las defensas delantera y trasera, y cambiaron las suspensiones, para que su manejo no fuera tan rústico. En cabina, los asientos cambiaron a unos de cuero y el volante era igual al que tenía el Porsche 928.

Un Lada con ingeniería Porsche

Y cuando la empresa alemana ya iba a evaluar el motor, la empresa dueña de Lada, AvtoVAZ, consideró que el proyecto era demasiado costoso y lo suspendió. Sólo de fabricó un prototipo, que según cuentan, estuvo por años guardado en la casa de un empleado alemán.

La colaboración entre ambas compañías siguió, pero no de manera tan profunda como se había planeado. Por ejemplo, rediseñó los cabezales del motor 1.5 litros del Samara. Y una variante de 3.6 lts y plataforma de 959 compitió años después en el rally Dakar. Allí finalizó séptimo en a edición de 1990.

No olvide visitarnos en

FACEBOOK
INSTAGRAM
TWITTER

MÁS DE NOTICIAS INTERNACIONALES EN AUTOEXTRA